Hoy te voy a dar la fórmula maestra para empezar cualquier naegocio

¡Yay! Uno de mis temas favoritos: hablar de tu propio negocio y todo lo que tiene que ver con ser emprendedora y autónoma. ¿Por qué, Ximena? ¡Seguro que te lo imaginas, hombre! Porque si de lo que hablo siempre aquí es de cómo conseguir amar la vida con pasión, hacer el trabajo que más nos guste es, sin duda, una de las carreteras más derechitas hacia el éxito. Ojo que para amar tu trabajo no tienes porqué ser emprendedora, hay mucha gente que encuentra un trabajo que de verdad le apasiona y lleva su vida a otro nivel; pero, para las que queremos hacer algo personal, vivir de tu pasión gracias a crear tu propio negocio es una verdadera pasada y, con sus altos y sus bajos yo no lo cambio por nada 🙂

Cómo crear la idea de negocio ideal

Entonces, aquí estás tú leyéndome porque seguramente te estás planteando una idea de negocio. Tienes en tu mente un montón de imágenes y planes y quieres llevarlas a cabo PERO no te decides porque siempre tienes el gran martillo en la cabeza:

¿Y si fracaso?

"Y si fracaso". Si el mal tuviera un nombre propio, en su pasaporte debería decir:

Nombre: Ysi

Apellido: Fracaso

Lo peor que le ha pasado a la humanidad para destruir sueños. Así que empecemos por ponernos de acuerdo y ser sinceras:

No estás sola. NADIE empieza un proyecto seguro de que saldrá adelante.

¿La diferencia? La primera es que unos lo intentan y otros no. ¿Tú de cuál eres, amiga? 😀

Pero tampoco se trata de tirarse a la piscina en plan: "Ohhh se me ha ocurrido hace 5 minutos hacer un negocio vendiendo las hojas secas de los árboles en otoño! Voy a dejarlo todo y a ver si funciona!" Lo más seguro es que no. Oye,¡ y estoy segura de que se puede empezar un negocio con esa idea de base y tener éxito! Pero es que la segunda diferencia es que los que se lanzan y tienen éxito primero hacen unos cuantos ejercicios para definir si y cómo es que su negocio va a tener ingresos y, por tanto, éxito.

Así que eso vamos a hacer hoy, a hacer que dejes de darle vueltas a esa idea de una vez y la pongas en práctica porque dentro de tu cabecita, tan bonita, poco va a hacer la idea. Como dice el dicho: "Las ideas sin acción son inútiles!"

Cómo saber si tu idea va a ser rentable

Rentable es mucho más que sólo rentable financieramente. Tú puedes tener el negocio más 'rentable' del mundo pero si es haciendo algo que no te gusta nada y siempre estás deseando terminar o no tener que hacerlo, entonces, para nosotras, para ti y para mi, eso no es rentable. De nuevo estarías vendiendo tu tiempo y esa es una fórmula que funciona muy mal para el éxito emocional, para amar la vida con pasión.

Así que tu idea tiene que ser rentable en lo monetario y en lo emocional. Tienes que encontrar tu vocación, tu verdadera pasión, algo que serías capaz de hacer todo el día sin rechistar y, encima, disfrutarlo.  Déjame decirte que, siendo quien eres y estando donde estás ahora mismo (que es leyéndome a mi aquí) lo más seguro es que tu idea sea algo que amas y por eso le das tantas vueltas a si será rentable o no. La otra opción es que tengas tantas ganas de dejar de trabajar para otros y crear tu propio negocio, que estés pensado ideas que no tienen nada que ver con tus pasiones si no que 'has oído que son rentables'. ¡Para el carro amiga! Te aseguro que eso tampoco te hará feliz y que en poco tiempo estarás deseando volver a tu antiguo trabajo donde tampoco te gustaba lo que hacías pero al menos tenías una paga mensual fija y 4 semanas de vacaciones al año. Recuerda que es tu idea, tu negocio y tú pones las reglas. No ofrezcas cosas que no disfrutas al 100% ¡o terminarás tan disgustada como antes!

Si vas a hacer esto, es para hacerlo bien. ¡Así que venga!

Tarea número 1: encuentra tu verdadera vocación. Y para eso te hice un vídeo y un post con fichas de trabajo hace muy poquito aquí.

¿De dónde van a venir mis ingresos?

Entonces estamos de acuerdo en que tu idea ha de ser rentable emocionalmente pero, por supuesto, también económicamente. Si no no tendrás un negocio si no un hobby. Y para poderte dedicar a tu pasión al 100% tiene que generarte ingresos de manera que puedas vivir y seguir adelante con tu sueño (a no ser que te haya tocado el euromillones. Que por lo visto ha tocado 9 veces en España en el último año. Nota mental: comprar el euromillones). Hey, ¡alguien tiene que pagar la conexión a internet y el té de la oficina! ;D

De modo que lo primero que tienes que saber sobre tu idea es: ¿de dónde van a venir los ingresos? Y lo tienes que tener MUY claro. Porque sin esta claridad no hay hacia donde ir.

Los ingresos pueden venir de varias fuentes:

  • Servicios personales uno a uno (como terapia o clases particulares)
  • Servicios en grupo (como una clase de yoga o seminarios sobre tu tema)
  • Venta de productos físicos o digitales (como mis extensiones Deseo Hair o mis libros digitales)
  • Productos personalizados (como agendas personalizadas y únicas o muebles hechos a medida)
  • Sistemas de afiliados/comisión (se hace mucho para blogs donde ganas un porcentaje de las ventas de otros productos que hagas)
  • Publicidad (también muy común en blogs donde cobras por mostrar publicidad)
  • Talento (cuando alguien te paga por un talento particular tuyo: como si eres actriz o cantante o presentadora de radio o bailarina)
  • Y así puede haber muchos ejemplos más. Estos son sólo algunos de los más comunes, pero ¿dónde encaja tu idea? Tienes CLARÍSIMO de donde van a venir tus ingresos?

Antes de seguir adelante con tanta información, hagamos una pausa juntas y lancemos este tweet al mundo, por fa! Tus seguidoras te van a amar por ello, yo te voy a amar por ello y tú te llevas todo ese buen karma! 😉 (Clic en la imagen para twittear la frase)

Tweet: Oh, WOW! @Ximenads nos enseña cómo saber si tu idea de negocio/blog va a ser rentable antes de empezar! http://bit.ly/1e6cDVj #BlogChat


Cómo encontrar ambas rentabilidades

La combinación, el equilibrio perfecto, está en el punto donde tu mayor pasión se junta con lo que tu posible cliente más quiere en este mundo. Donde tú puedas siempre dar lo que más te gusta y que eso sea lo que tus clientes más quieren tener/conseguir.

¿Y eso cómo se consigue, Ximena? Bueno, truco extra: construye tu negocio alrededor de tus talentos personales. Me explico: TODAS hemos nacido con talentos personales que nos son únicos y naturales. Cosas que se nos hace MUY fácil hacer pero que además las podríamos hacer todo el día sin que nos tuvieran que obligar y estaríamos felices. Por ejemplo, en mi caso, hablar con la gente (¡cuanta más, mejor!) y comunicar ideas por cualquier medio online, offline, escrito, hablado, en vivo, es algo que DE VERDAD me apasiona. Y así estoy que cada minuto de los últimos 3 años lo he dedicado a ello ¡sin pensar siquiera en si era rentable económicamente o no! Hasta que me di cuenta que, o lo era, o nunca podría dedicarme del todo a ello. Así que por eso te cuento esto, ¡para que te ahorres todo ese tiempo!

¿Cuál es tu talento natural?

¿Qué cosas admira la gente de ti una otra vez?

¿Qué cosas te agradecen a menudo?

¿Sobre qué te piden consejo constantemente?

Por ahí puede andar tu vocación.

Y una vez que has encontrado esa pasión/talento/vocación pregúntate cuál sería la situación ideal de tu posible cliente con respecto a esa área. Por ejemplo, si decides que tu vocación y talento natural es diseñar escaparates creativos y vas a vender tus servicios a pequeñas boutiques de ropa vintage, pregúntate:

¿Qué puedo ofrecer que nadie está ofreciendo ahora?

¿Qué cosa frustra muchísimo a la dueña de la boutique vintage sobre su escaparate?

¿Cómo puedo ayudarla yo a quitarse ese peso/preocupación de encima?

Sé la herramienta que soluciona problemas concretos y harás de tus clientes fans inquebrantables que estarán deseando contratarte una y otra vez.

Y ¡ya lo tienes! Si tras hacer estos ejercicios has logrado aclarar las cuatro claves:

  1. De dónde va a venir el dinero
  2. Si tu idea es rentable a nivel emocional
  3. Si tu negocio va a girar en torno a tu habilidad natural y pasión
  4. Si tu idea cumple el sueño más deseado de tu cliente potencial

Entonces puedes decir que tienes una ecuación ganadora y puedes, ahora sí, lanzarte a la piscina ¡y empezar a luchar por ese sueño!

Recuerda que NADIE sabemos si vamos a tener éxito (si no, sería todo muy fácil) y que es parte del juego del emprendimiento arriesgar y unas veces ganar y otras perder. Hasta genialidades de la empresa como Richard Branson (creador del imperio Virgin) han tenido fracasos magnánimos de los que se han levantado y vuelta a empezar. Pero esta ecuación te pavimenta el camino para que tengas muchas más posibilidades de salir adelante. Créeme, ¡es la fórmula mágica de CUALQUIER negocio!

Así que no te paralices, pon a trabajar tus neuronas, saca en claro esta fórmula y, una vez tengas despejada la x, lánzate a la acción!

Y, como es habitual my friend, aquí tienes unas fichas de trabajo totalmente GRATIS para que pongas en práctica YA mismo lo que te acabo de enseñar (no mañana, no el sábado, hoy! Bueno, vale, el fin de semana vale, pero ponlo en la agenda!) y pongas por fin esa idea a trabajar para ti (Clic Aquí o en la imagen para descargártelas):

EMPRENDEDORA, OBTÉN RESULTADOS INMEDIATOS:

HOY SE ACABA LA PARÁLISIS! ELIGE TU PRÓXIMO PASO AL ÉXITO:

Tienes un sueño y quieres convertirlo en tu emprendimiento rentable. Así se logra paso a paso

¿No te queda tiempo para trabajar en tu sueño, blog, negocio? Este sistema es INFALIBLE

¿Quieres lograr el éxito y rentabilizar DE VERDAD tu canal y/o negocio? Este curso te lleva allí ¡y rápido!